Unas frases valen más que mil palabras.

Esta sección se actualizara una vez por semana. A mi derecha veréis un título (dolor, paz en mis sueños...), estos pequeños escritos tendran su sitio en el blog aquí para que se puedan leer siempre.


Dolor
Cuando el dolor se ciñe en tus entrañas. Cuando a las palabras de ánimo se las lleva el viento, solo te queda tenderte en el suelo, hacerte pequeña y desear que no te encuentren.


Paz en mis sueños
Normalmente sueño con monstruos horribles que destruyen mi pequeño reino. Con brujas malvadas que hacen daño a niños indefensos y con ogros gigantes que ven mi vida como fuente de alimento.
Hoy ha sido diferente, los monstruos han ayudado a reconstruir mi pequeño reino. Las brujas malvadas han dado regalos a niños indefensos y los ogros gigantes han ayudado a velar mi sueño. Hoy, por fin, ha habido paz en mis sueños.

Brindis
-¡Un brindis! -gritó-. Por los que estamos, por los que vienen y por los que SIEMPRE estarán.

Mañana
Cuando el dolor entra en tu corazón, el silencio y el frío penetran en tú alma. Pero cuando menos te lo esperas la mañana se alza con calma.


Tiempo
Ella bostezó al mirar el despertador:
-¿Porqué el tiempo pasa tan deprisa? -se preguntó. Pero otra pregunta asaltó su mente al acabar de pensar esas palabras:-¿El tiempo es el rápido o nosotros somos los lentos?

¿Te recordaré?
Leí el final de la carta y no pude evitar sorprenderme por las palabras: <<Tenía que mandártela -decía- porqué sino, sería como si yo nunca hubiera existido>>. Las letras me produjeron una rara sensación, ¿sino me la hubiera mandado, sino hubiera dejado un rastro de su presencia, sería como si no hubiera existido?

El Escondite
-Te quiero-dijo él.
-Con toda mi alma -completó ella.


Supongo que a veces, cuando crees que no puede pasar nada más, que tu vida no puede continuar peor. Entonces, la tormenta se deja entre ver dentro de ti, empiezan a saltar grandes gotas del interior de las nubes. La cuestión es  imaginar que esas nubes no dejan saltar a su armamento más pesado, la cuestión es imaginar que una fina llovizna te cubre, haciendo que el sol pueda asomarse y que este haga que un precioso arco iris se vislumbre en el cielo.
Supongo que eso es lo que paso, supongo que en ese instante, cuando estaba a punto de llorar otra vez, cuando las primeras gotas empezaban a caer, él acalló mis lágrimas. Acalló mis lágrimas depositando un suave beso en mis labios y así, unidos, hicimos que la tormenta estallara, hicimos que la tormenta se convirtiera, segundos después, en una suave llovizna que, junto al sol, pintó el cielo con siete colores.

Frases sueltas


Si juegas con amor, lloras.
El problema es que a todo el mundo le gusta jugar con él.

Cada uno tiene una vida distinta, con personas distintas a su alrededor, conocidas por hechos distintos que has sido llevados a cabo por decisiones distintas. Así que no hace falta que intentes ser distinto; ya lo eres, por el simple hecho de ser el cuerpo que esta leyendo esto, eres distinto.


Entendí que por muchas habladurías que hay sobre las personas, no hay que hacerles caso: hay que conocerlas por ti misma. A veces te das de bruces contra una pared, otras logras atravesar a esta.

La vida me enseñó que hay que amar a la misma persona tres veces para estar segura de ése amor.

Nunca te dije a quien quería porque lo tenías delante del espejo.

Guarda tu corazón bajo llave, nunca ames a nadie hasta estar segura de que no quiere a otra persona, por mucho que sepas amas erróneamente, cierra puertas para abrir de nuevas, la esperanza mueve mares recuerda, CINCO CLAVES PARA NO SUFRIR TANTO EN EL AMOR.

A veces pierdes objetos importantes de tu vida, otras pierdes a personas que creías que siempre iban a estar ahí. Pero cada vez que se cierra una puerta se abre otra, cada final tiene su principio,has de ser capaz de mirar hacía delante para alcanzar esos principios, por que hay finales que nunca deberían haber tenido su principio.

Nunca es tarde, si tu lo crees.

¿Cómo arrepentirte de haber amado a alguien?

Ahora y siempre, dos palabras que, aunque su significado sea inexistente, son la mayor fuente de esperanza de cada uno.

No quiero me gustas ni falsas palabras, solo pido la verdad y que sea en cara. 

¿Qué quieres que piense? 

Y, simplemente: desaparece