jueves, 7 de julio de 2011

Entradita rapidaa y segunda parte de Todos los Caminos Conducen a Roma

Hola! No se porque pero hace días que no  consigo entrar en blogger:(( y eso que el internet normal me va bien. No he podido entrar en el correo des de el día 30 y sigo sin poder TT 
Pero pese a eso os cuelgo la segunda parte del anterior relato, pero quiero antes responder una pregunta: la chica no se ducha dos veces, pero a la vez es así.
Espero que os guste^^:


La hora del desayuno era una continua guerra entre mi estómago y yo, no soportaba no comer nada <<pero adelgazarás>> pensé << y te sentirás mejor contigo misma>>. Cogí un vaso de cristal vacío y lo llené con un poco de leche, lo agité para que pareciera que el líquido hubiera estado en todo el vaso y lo deposité en el fregadero. Abandoné la cocina con el bocadillo de media mañana en la mano para introducirlo en el bolsillo de mi mochila. Una vez listas todas mis cosas para ir al instituto esperé sentada contemplando como el sol se iba alzando poco a poco, como los pájaros empezaban a cantar las primeras notas del día y, a lo lejos, escuché el ruido que hacía el agua al bajar por el río, debía haber llovido esa noche, porque sino no se escucharía ese último sonido.  Empecé a pensar en qué estaría haciendo el resto del mundo, quizás en Argentina se estarían a costando o estarían a punto, en China quizá almorzando y supongo que las demás personas de España estarían empezando un nuevo día.

Bajé saltando los escalones de tres en tres escuchado música con mis cascos, cogí del frigorífico un envase de leche y vertí la poca que quedaba en un bol de cerámica. Después de tirar el envase a la basura fui a la despensa para coger otro y acabar de llenar el bol. Más tarde, al sacar este del microondas vertí los copos de cereales y me los comí saboreando cada uno de ellos. En cuanto terminé metí el bol en el lavavajillas y al girarme el teléfono sonó haciendo un seguido de piiiiii-piiiiii para reclamar mi atención.
-¡Buenos días Ally! -Oí al otro lado de la línea. Reconocí la voz enseguida.
-¡Hola Sara!¿Como estas preciosa? ¿Cómo es que llamas tan pronto?
-¡No seas tonta! Hoy es tu cumpleaños y como una de tus mejores amigas quería ser la primera en decirte... ¡felicidades!
-¡Muchísimas gracias! ¡Eres la mejor!
-Umm.... eso ya lo sabía, pero la Mejor tiene que colgar porque sino su madre, ¡la va a matar! ¡Hasta luego!
No me dio tiempo de despedirme, porque colgó el teléfono en cuando acabó de pronunciar esas palabras. Sonreí por segunda vez esa mañana, esa era mi Sara, mi cariñosa amiga Sara.

Alina

4 comentarios:

  1. Me gusta tu blog! Te sigo, sí? Te dejo la dirección del mío por si te quieres pasar http://gairahlove.blogspot.com/
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  2. Y como es que si no puedes entrar a blogger has colgado esta entrada? No entiendo :-/

    Adioos. Anónimo.

    ResponderEliminar
  3. Dios me urge saber que va a ser de estos 2 personajes su vida es tan diferente pero ellas no tanto Irónico ;) pero bueno espero que estes bn pasaba para hacerte saber que te acabo de afiliar en mi blog :D y ademas para decirte que apenas llevas 2 capítulos de "Todos los caminos conducen a Roma" y ya me tienes picada

    ResponderEliminar