domingo, 3 de abril de 2011

El Escondite

¡Hola! Aquí os tráigo la segunda página del sexto capítulo, y espero que os guste, porque ha sido un capitulo de leyenda y me costo un poco de escribir. Bueno, aquí a abajo lo tenéis, pero antes... ¡Chan chan chan...! Un precioso regalo de Fiore del blog Lectora por Excelencia (pinchad en el nombre para ver el blog), como te dije, me rererereencanto increible, no esperaba esos regalos que me habéis hecho, no los esperaba y aishhh... no se que decir!!!!!!! Os quiero muchisssimo!!!!

Create your own banner at mybannermaker.com!

Un regalito de Angyy, del blog Out of the blue, que se lo ha otorgado a todos sus seguidores: 
Photobucket
¡Muchiiisssimas gracias!

Y otro regalito de Lydia -si no es una trola el capi esta hay abajo pero esto es muchisssimos más importante:- del blog Recuerdos de Caramelo, por sus 81 seguidores!!! ¡Felicidades! Te mereces 81 y muchiiisimos más!!! 

Y un último regalo de Estefilap, del blog El Poder de las palabras, me ha sorprendido muchisssimo y me ha alegrado aun más!!!! Además el regalo tenia una pequeña dedicatoria:

Te lo mereces por tener un blog tan bueno y original, que día a día va siendo cada vez mejor.
¡Me encanta!

Y ahora os dejo el capitulo seis de El Escondite ENTERO (tenéis una marca cuando empieza lo nuevo). ¡Qué lo disfrutéis!


Capítulo 6: Hold my hand, Michel Jackson

No entendía lo que me había pasado esa tarde en el bosque, me removí entre las sábanas e hice que mi pierna sobresaliera de las mantas.  Aún recordaba las palabras y una sonrisa se dibujo en mi cara al rememorarlas:
<<-Te quiero>>-dijo él
<<-Con toda mi alma>>-completé.
Poco después de decir esto, sentimos la voz de Susana nos llamaba para que volviéramos a la casa. Regresamos por caminos distintos y Susana, me enseño el cuarto que tenía asignado. Se puede decir que no me dejaron salir en toda la tarde, no me dieron de cenar. Aunque comprendí que se trataba de una prueba, a veces, las familias para evaluar a los contrincantes  les hacían tretas o pruebas, por eso no me quejé. Solo comprendí eso de la extraña mecánica de la casa.
No tenía claro lo que sucedía a mi alrededor, lo único que tenía claro era lo mucho que quería a Aaron. Me desperecé y miré la hora de mi teléfono móvil, que tenía sujeto entre las manos, <<6:30>>, era temprano para salir de la cama, pero lo bastante tarde cómo para llamar a Joseph. Mi hermano a penas dormía tres horas cada noche, decía que no necesitaba descansar más. Así que pulsé el número en el teclado táctil del teléfono y esperé: un pitido, dos, tres... Hasta que sentí la voz áspera de mi hermano.
-Buenos días-dije con voz cantarina.
-Buenos días Arlene.
-¿Te he despertado?
-¿Des de cuándo me despiertas  un jueves a las seis y media de la mañana?
Era verdad, después de años había averiguado el horario de sueño de mi hermano, y es que variaba cada mes según la posición de los astros.
-Oye, quería preguntarte... -dije a media voz -quería preguntarte por la profecía que nombraste -dije de un tirón.
Aunque mentía, metía y él lo sabía pero no dijo nada.
-Lo que no entiendo -proseguí-.Es cómo un vampiro se puede enamorar de un licántropo.
-Existe una vieja leyenda, una vieja historia que narra la creación  del mundo:

<<A crió a la mitad del mundo como si cada una de sus criaturas fueran hijas suyas. Todas la admiraban y respetaban, todas la querían y amaban.
A crió a la mitad de las criaturas que poblaban aquella cuna de la vida.
A pobló el día de hermosas criaturas, cada una de ellas diferente y especial.
A decoro los bosques con grandes flores de lindos colores.
A podía mirar atreves de cada criatura para saber como era su alma.
A creó a los primeros licántropos, otorgándoles todos sus dotes.

I idealizo la luna, hizo que la otra mitad del mundo viviera de noche y no de día.
I era inmortal igual que todas las criaturas que creaba, pero ser inmortal, significaba estar muerto.
I crío a su mitad del mundo como si fuera uno.
I hizo que la luna no estuviera sola y la dejo con centenares de estrellas.
I planto semillas en los bosques para que crecieran grandes árboles.
I creó a los primeros vampiros, otorgándoles a la vez todos sus dones.

Cuando cada uno escuchó leyendas sobre el otro e intentaron conocerse: A intentaba alcanzar a I durante el amanecer, I intentaba alcanzar a A durante la puesta de Sol. Y así vivían los dos creadores del mundo, sin poder alcanzarse mutuamente, sin poder llegar a verse. Una vez paso, una vez cuando A giró su mirada vio a I, vio a su ser y intentó unirse a él, pero no pudo, el carruaje al que iba sujeta continuaba avanzando y no podía reunirse junto a I. Ese día los dos pequeños dioses lloraron, por no poder alanzar lo que más amaban. Las criaturas vieron lo tristes que estaban sus creadores y pidieron ayuda a los dioses superiores para que pudieran juntar a ese mundo dividido. Los dioses, compadecidos por el amor que tenían A y I, sin aún haberse conocido, unieron a las dos mitades del mundo.
Cuando el día y la noche se juntaron las criaturas ya no podían salir de su cuevas y madrigueras. Ya no había sol que les abrasara la piel, ya no había luna que les enfriara el mundo. Pero a la vez ya no había sol que les calentara la piel, ya no había luna que enfriara sus venas. Pero A  y I, se conocieron y se  enamoraron. Sus hijos, licántropos y vampiros, siguieron a sus creadores y al verse por primera vez, cayeron dominados por un fuerte amor que los unían. 
Entonces A y I, al conocer lo que habían hecho sus seres. I hizo que los hijos e hijas de A pudieran convenirse en seres mágicos en ese mundo entre la luz y las tinieblas, A hizo que los hijos e hijas de I pudieran caminar en ese mundo entre la luz y las tinieblas. 
Pronto las dos razas tuvieron hijos entre si, los llamaron humanos. Los humanos vivieron entre los vampiros y los licántropos, durante siglos, centenarios y milenios. Pero morían, morían porque su cuerpo no estaba destinado a vivir en ese mundo perdido en el tiempo.

Entonces pidieron ayuda a E, que estaba celoso de I, porque quería a  A. E escucho la estrategia de los humanos para hacer que el mundo volviera a tener dos mitades. E decidió dar acabo el plan, idealizado por los egoístas hijos de vampiros y licántropos.
Así pues implanto el odio entre los padres de los humanos. Implantó la sed de sangre en los vampiros, implantó la ira de los licántropos. A  y I horrorizados por los sucesos que emprendían su pueblo, pidieron ayuda a los dioses mayores, pidieron consejo al oráculo de lo dioses. Y su amor intento apaciguar la guerra entre sus hijos. Pero el odio y la ira implantados por E era indestructible. Así pues, los dioses superiores volvieron a separar el mundo que  A y I habían formado y ellos volvieron a vivir en los astros, separados, para no causar más dolor. Y volvió haber día y noche, ying y yang, luz y oscuridad, vampiros y licántropos.

Pero el tributo exigido por E a cambio de la ayuda de los humanos fueron miles de sacrificios, miles de sacrificios que se realizarían cada diez años para no destruir el mundo que se había vuelto a separar. Los vampiros y los licántropos nunca supieron lo que habían hecho sus hijos y se ofrecieron a E a cambio de ellos. E sabía que no podía condenar a las dos razas a morir, por que en los dos veía destellos de A, aún así,  en las criaturas también estaba la presencia de I por eso organizo un juego, un juego al que llamo Escondite. Dos familias tenían que buscar a un familiar de la raza contaría, el que encontraban antes sería el sacrificio. Y así lo hicieron.
Los vampiros y los licántropos nunca supieron quién o quiénes habían traído el odio, la ira y la sed al mundo, pero A y I sí. Los dos amantes se volvieron a unir y derrotaron a E en una gran batalla, perecieron en la gesta, pero antes de que sus corazones unidos dejaran de latir, antes de que abandonaran su vida eterna, escribieron una profecía. Una profecía que reviviría su amor, una profecía que haría que los licántropos y vampiros dejaran de odiarse entre si, una profecía que haría que volvieran a  enamorarse. Porque sus hijos no paraban de sacrificarse entre si, porque A y I no pudieron avisarles de que E había muerto, de que ya no hacía falta que murieran. El odio ya no poblaba sus cuerpos, pero ellos continuaban, intentaban idealizarse con su odio hacía los otros, este ya no existía, pero ellos creían que así era y el único pacto que los unía era el del temerario juego. Ellos no se odian, se quieren, pero no lo aceptan.

Por eso no puede haber bien y mal por separado, por eso no puede existir el Sol sin la Luna o el Mar sin la Tierra. Porque fueron creados por A y I, fueron creados por dos criaturas que se amaban. Por eso se pueden amar los licántropos y los vampiros. Porque fueron creados para eso, porque fueron creados para quererse>>.

-Eso no es más que un cuento de niños Joseph-dije sin pensar- ¿Amores condenados? ¿Dioses que mueren? Dios Joseph, no son más que patrañas. Y no creo no ser la única que no lo cree. Sino, ¿cómo es que si saben que vampiros y licántropos se aman... continua existiendo?
-Porque a la gente les conviene este estado de guerra. Aún eres pequeña, aún eres pequeña, hace dos años que eres un ser sobrenatural. Ha habido mil guerras entre vampiros y licántropos. Si la historia es cierta...
-¿Cómo que si es cierta? Joseph, no es más que una farsa.
-Pero de momento se ciñe a todo lo que sucede -dijo en voz queda.
Se hizo un incómodo silencio en la otra línea.
-Arlene... -dijo Joseph, su voz se había vuelto sería-.¿Porqué me lo preguntas? Es que...Le has mirado a los ojos -su voz no dejo la frase con una pregunta, su voz, su voz era una afirmación.

Y cerré la tapa del móvil sin que pudiera decir o ofrecer a una respuesta.

Hay leyendas que presumen de la creación del mundo, hay otras que se ciñen a lo real, estás explican la creación del cruel mundo en el que vivimos.

¡Espero que os haya gustado!
Alina

7 comentarios:

  1. wowowowowowow muchiiisimas felicidades te mereces esos premios y muuuuuchos mas :D
    TE RUEGO QUE SUBAS MAS DE EL ESCONDITE!!! DIOOOOOOS VOY A SUFRIR UN INFARTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  2. OooooooooooH!!! que penitaaaaaaa!!! ya están enamorados y entre ellos deberían quererse pero no lo hacen!!!! yo no quiero que no le den de comer por probarla!!!! yo quiero que los dos se amen y adoren y los dejen tranquilos!!!
    que lindo capi! también triste, pero con esperanza:D
    te mando un beso preciosa!!!! está genial!! muuuuuuuaxxxx

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la leyenda.
    Está genial.

    ResponderEliminar
  4. muchas felicidades!!! :)) y enhorabuena por la historia :) me parece muy creativa, llena de detalles :) un abrazo grandisísimooo :))

    ResponderEliminar
  5. Enganchada a los capitulos de el escondite!!
    te lo ha scurrado un monton y la leyenda esta increible!!! besos

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por tus premios! Tu blog se los merece. Gracias por tu estupendo comentario, me emociona cuando alguien me escribe y me dice que le gusta lo que escribo. Mil gracias! Te sigo leyendo! Besitos! :)

    ResponderEliminar
  7. Siento mucho no haber podido comentar antes pero no se como lo haces cada día estoy más enganchada a El escondite, me en-can-taa!!!
    un beso

    ResponderEliminar