sábado, 30 de abril de 2011

70 seguidores

70 seguidores, 70 historias, 70 blogs, 70 personas... no se como agradeceros el hecho de estar ahí, me parece que ya he gastado todas las palabras las otras veces pero cada vez es especial y cuando ese marcador de ahí al lado sube, una sonrisa asoma por mi rostro. Por eso seáis conocidos, amigos, amigos bloggeros o conocidos bloggeros GRACIAS por estar ahí, por ser cómo soys, por TODO y solo os puedo obsequiar con esta imagen y con todo mi amor, espero que sean suficientes porque traería a la luna aquí mismo por vosotros:

Espero colgar algo pronto pero estoy llena de exámenes así que ya intentaré hacer un hueco:)
¡Hasta pronto!
Alina
Alina

miércoles, 27 de abril de 2011

Sí, lo sé

Hace mucho que no publico ningún capitulo pero vaís a tener que perdonarme. Ahora mismo estoy tan llena de exámenes como de muchas otras cosas. Así que no tengo tiempo de subir mucho lo único que hago es comentar,  comentar, comentar y comentar.
En fin, que poco tiempo me queda :( Pero, hoy os dejo una frase una nueva frase de Una Frase Vale Más Que Mil Palabras. Aquí esta:





Supongo que llega un día en que todo canvia de golpe y sin darte cuenta empiezas a hablar menos con algunas personas, empiezas a quedar con otras y del presente solo queda el misero recuerdo del pasado.








Además anuncio que hay un CONCURSO en el blog del Club de Fans de  haced click AQUÍ para ver las bases.


¡Hasta otra!


Alina

viernes, 22 de abril de 2011

El Escondite

Hola!!!!!
Antes de leer quiero dejar clara una cosa.... en el Capitulo anterios Marina dejo un comentario dicindo que el relato de parecía a Los Juegos del Hambre, solo quiero decir que la novela NO ha estado inspirada en esta saga, sino, en un sueño. ¿Raro a que si? Bueno, y antes de que juzgueis semejanzas y diferencias esperaría a leer  los capitulos del juego, creo que os van a sorprender :)
Además hay algunos premios después del capi^^ muchisssimas gracias a todos los que me los habéis dado!!!



Capitulo 10Something Trigged, Cecelia Krull

Dos amores condenados que renacen con cada vez con más fuerza, él siendo un vampiro y ella una chica lobo, luchar por su amor, luchar por su corazones, les conducirá hasta la misma muerte.

Los instantes que pasamos esa  tarde fueron únicos, viviendo cada minuto, cada segundo... Nunca me imaginé que podría sentir, que podría sentir...eso, el amor. Un sentimiento tan cálido que hace que pienses que estas en primavera cuando puede ser invierno, que hace que el Sol salga cuando en realidad llueve a cántaros. Sencillamente, te hace feliz, te hace muy feliz.
Solo quieres reír y llorar a la vez, comerte el mundo y  nunca antes entiendes esa expresión, hasta ese momento.
Luego esta él,  riendo contigo, soñando contigo, viviendo contigo. Y, es en esos instantes cuando vives realmente, cuando nada importa, cuando solo está él, cuando solo se te ocurre una palabra en la que pensar: su nombre, Aaron.
Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron,
Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron, Aaron.
Unas bellas seis letras que ordenadas dan nombre a la persona más bella del mundo.
En esos instantes las hojas de los arbustos iban acariciando su cuerpo mientras me conducía, yo cogida de su mano, hacía...no sabía dónde me conducía, no me lo había querido decir. Sonreí, imaginándome a dónde íbamos, se me ocurrían miles de ideas: un mágico claro del bosque, la riba de un río de sirenas... Aunque el sitio no importaba nada, estaba él, por eso se haría especial. La maleza cada vez era menos espesa y dejaba entrever, a medida que avanzábamos, con más claridad destellos del  Sol.
-Casi hemos llegado-dijo él, girándose.
Sonreí y  le miré a los ojos, una cálida sensación reconfortó lo que ya sentía. Él volvió a girarse y siguió guiándome, hasta que llegamos a unos pequeños arbustos. Aaron se paró de golpe.
-Es aquí - dijo apartándose para que pudiera ver.
El asombroso paisaje hizo que todo lo que me había imaginado parecieran unos simples dibujos de una niña de cinco años, comparado con lo que pintaría un gran pintor. Había unos quince metros de hierba fresca y luego la tierra se rompía y un gran empezaba a precipitarse, las nubes sonrosadas del cielo y el sol anaranjado hacían que fuera un paisaje hermoso y sobrecogedor.
-Esto, esto es... Es precioso -dije.
-Sabia que te gustaría.
-Y me gusta, sobretodo porque estas tú.
Sonrío y me beso, por enésima vez esa tarde. Sus labios eran dulces y bailaban al compas de los míos cada vez que se rozaban. Nuestras manos se entrelazaron y por primera vez me percaté de que un objeto de metal rodeaba uno de sus dedos. Un anillo. Nuestros labios se separaron en el mismo instante en que bajé la cabeza. Aaron miró en la dirección que fijaban mis ojos.
-Era de mi bisabuela, aunque antes perteneció a mi bisabuelo, mira -dijo quitándoselo- lleva una bonita inscripción.
Me tendió la joya, era de plata, -según la mitología eso nos mataba, no era cierto, pero a mi me daba repelús- y tenía un dibujo parecido un corazón, aunque una parte de este estaba en relieve,    cogí el anillo leí la inscripción, eran dos palabras, simples, sencillas, y bonitas, cómo había dicho él. La palabras eran:
Te quiero
Sonreí.
-Es lo único que conservo de cuando era humano.
-Te entiendo- dije devolviéndoselo- esto, esto pertenecía a mi madre.
Saqué el medallón del interior de mi camiseta, era de oro y tenía un extraño dibujo en el reverso, pese a ser un medallón no se podía abrir y se lo ofrecí para que lo cogiera. Él lo sostuvo entre los dedos mirándolo atentamente.
-No he logrado abrirlo, aún-me apresuré a decir.
-¿Quieres que lo pruebe?
Asentí y Aaron intentó abrir las partes, no lo consiguió, después le dio la vuelta, pero antes de volver a intentarlo su mano se quedó tiesa.
-Aaron, ¿estás bien?
-El anillo... Mira-dicho esto me quitó la joya de las manos y la encajo en el medallón, este se abrió produciendo un chasquido.
-¿Cómo...?
-El relieve -dijo Aaron encogiéndose los hombros- encajaba. Toma, míralo tú, al fin y al cabo fue de tu bisabuela.
-No, los dos, encajaste el anillo, algo tendrá que ver con...con la profecía.
Me puse a su lado y los dos leímos las cuatro palabras gravadas en plata en el medallón, palabras que completaban una frase, palabras que hacían que una profecía se continuara ejerciendo. Y es que en el medallón se podía leer:
Con toda mi alma
Al lado de las palabras había otra cosa, una fotografía, eran dos jóvenes, que parecían proceder de un siglo atrás, por sus ropas y peinados. Él envolvía la cintura de ella y ella se mantenía muy cerca de él.
-Catherine -dije sin poder evitar, mientras Aaron decía otro nombre:
-Antonio.
Nos miramos, los dos sabíamos quién eran esas personas, habíamos oído hablar de ellas, habíamos sentido decir que éramos sus predecesores, ellos eran...ellos eran: los primeros jugadores que habían sucumbido al amor en El Escondite.
Aaron sonrió, incómodo y con un hilo de diversión en su mirada.
-En todo caso solo que da una cosa que decir -sonreí al saber a qué se refería y continuó:

-Te quiero-dijo él.
-Con toda mi alma -contestó ella.

Y ahora los premios^^ me hicieron muchissima ilusión!!!


Photobucket



Regalo de Ángyy a todos sus seguidores muchisssimas gracias!!! Y feliz Semana Santa!!!








Premio de Lectora al blog más carismático.Muchisssssimas gracias Lectora!! Me encanto!!








Premio de Libromaníaca al blog más pensativo. Muchissssimas gracias Libromaníaca!!! Me hizo muchissima ilusión!!






Antes de continuar anuncio el CONCURSO  de Libromaníaca "Noches en Vela", si te gusta dibujar lee las bases y participa!!

Premio de Beth.



Reglas: Crea un post en tu blog, copia la imagen y las preguntas. No olvides mencionar quién te ha taggeado. Luego respóndelas y finalmente taggea a 10 bloggeras.
-Me entregó el premio: Beth de Plumas de Tinta
-¿Por qué creaste el blog? Porque quería ver cómo sería, es una experiencia nueva y además quería saber que opinaba personas que no conocía sobre mis relatos.
-¿Qué tipo de blogs sigues?  Principalmente blogs literarios aunque también alguno que otro que encuentro.
-¿Tienes alguna marca preferida de maquillaje? No, no me maquillo aunque no sea para algun espectaculo de danza o evento importante.
-¿Y de ropa? No, suelo elegir la ropa que me gusta independientemente de la marca.
-¿Tu producto de maquillaje imprescindible? Ninguno, como ya he dicho no uso maquillage.
-¿Tu color favorito? El maragda, me encanta esa mezla entre azul y verde
-¿Tu perfume? Mmmm... no me pongo perfume.
-¿La película que más te ha gustado? Breveheart, 10.000 aC, Invictus, Troya, Tres metros sobre el cielo...
-¿Qué países te gustaría conocer y por qué? Egipto, Italia, Estados Unidos (Portland, New York, Chicago...), Colombia, Finlándia, Noruega, Suecia, repetir Escocia y muchisimos más!!
-¿Cuál es el secreto de la felicidad? Vivir cada segundo, saber disfrutar de tofo hasta el último instante.
-Esta pregunta háztela y respóndela: Qué pequeños placeres de la vida te gustan? Me gusta abrir la ventana un día de primavera y escuchar música.
-Este premio va para (hasta diez):
Alexia Survei, de Recuerdos.
Azahara, de Cerrando Círculos.
Nenina, de Libros, chocolate y miel.


¡Y fin! Espero que os haya gustado el capitulo!!
Alina

domingo, 17 de abril de 2011

El Escondite

Hola!!!! Y aqui el capitulo 9, un capitulo con un final.... da igual ya lo leereis!!!!!!
Antes os dejo un regalito d Azahara por sus 50 seguidores!!! Felicidades!!!!





Un regalito de Azahara por
 sus 50 seguidores!!!!
 Felicidades!!!!!
Te mereces 50 y muchiiiisimos mas!!!

A demas quiero hacer una mención de Nenina que recientemente acabó su segunda novela Goodbye...? Como te dije espero leer libros tan preciosos como estos :)

Y a la vez, aviso, de que cuando reciba cualquier previo/regalo voy a anunciarlo en la entrada pero NO voy a poner la imagen porque sino las entradas son eteeeeernas!!!!!! En fin, sin más demora el capitulo 9.

Capítulo9

Él no sabía que decir, ahora comprendía lo que había dicho, ahora comprendía el verdadero daño de sus palabras. Nos separaban centímetros y no podía abrazarle, decirle que no me importaba lo que había dicho, pero sería mentira.
-Arlene...yo...no...no lo sabía. Lo siento.
Abrí la boca para responder alguna cosa, lo que fuera, pero las palabras habían huido de mi mente. Alcé el rostro y vi sus ojos verdes, lo sentía, estaba viendo cómo el sentimiento de culpa envolvía su alma. Sonreí tristemente, sin saber qué hacer, lo que me contaba era cierto, pero la tristeza continuaba dentro de mi corazón, al mismo tiempo que la duda, que se hacía paso entre la tristeza con sus tentáculos llenos de odio, porque  no podía creerme que Joseph participara en Cruzadas.
-¿Es cierto? Joseph...participa en Cruzadas.
Aaron asintió levemente, no podía creérmelo, Joseph. Joseph amable. Joseph cariñoso. Joseph protector. Joseph... Joseph no podía... No podía. Un pensamiento, cruzó rápidamente mi mente.
-Han... ¿Han muerto muchos en sus manos?
Él no supo que responder.
-Aaron - dije en voz queda- por favor...
-Más doscientos.
Mis labios dibujaron una "O" perfecta y rompí a llorar. Aaron me acogió en su pecho y puso su barbilla reposando encima mi cabeza y yo lloraba, sin saber porqué, tendría que alegrarme, tendría que estar saltando de alegría por la fuerza, el ingenio, el poder... El poder asesinar a tantos vampiros. Pero no podía. "Asesinar", pensé en asesinar, no en matar, en pelear, no, asesinar. Incapaz de hacer otra cosa, lloraba.
Incrédula, triste; mientras Aaron intentaba consolarme, susurrando palabras al oído, palabras que no entendía y, que a la vez cada una completaba a la otra, cómo un cántico, pero era más que eso, era una melodía muy familiar, una melodía que había escuchado cantar a mi madre. A mi verdadera madre.
La nana que cantaba Aaron consiguió que las lágrimas se volvieran más reancias a bajar, concentrada en la letra, el sol se iba alzando y había llegado hasta su punto más alto.
Sólo quedaban rojos rastros de las lágrimas en mis mejillas cuando Aaron paro, dejando que la última letra de la canción se quedara flotando en el ambiente.
-No voy a ir, si tu no quieres -dijo en un susurro.
-Ve -dije mostrando una pequeña y triste sonrisa-. Ve -Aaron no se creía lo que le decía, yo tampoco- pero no le hagas daño. Sea quién, sea, sea lo que sea, es mi hermano, el único hermano que he tenido en dos años.

Supongo que a veces, cuando crees que no puede pasar nada más, que tu vida no puede continuar peor. Entonces, la tormenta aparece dentro de ti, empiezan a saltar grandes gotas del interior de las nubes, haciendo que desees haber construido un enorme techo para protegerte.  La cuestión es  imaginar que esas nubes no dejan saltar a su armamento más pesado, la cuestión es imaginar que una fina llovizna te cubre, haciendo que el sol pueda asomarse y que este haga que un precioso arco iris se vislumbre en el cielo.
Supongo que eso es lo que paso, supongo que en ese instante, cuando estaba a punto de llorar otra vez, cuando las primeras gotas empezaban a caer, él acalló mis lágrimas. Acalló mis lágrimas depositando un suave beso en mis labios y así, unidos, hicimos que la tormenta estallara e hicimos que la tormenta se convirtiera, segundos después, en una suave llovizna que, junto al sol, pintó el cielo con siete colores.

Cuando el dolor entra en tu corazón, el silencio y el frío se adueñan de tu alma, pero cuando menos te lo esperas la mañana se alza con calma.

Y si, es cortito, pero bonito ¿no?
Alina


martes, 12 de abril de 2011

El Escondite

¡Hola! Aquií os dejo otro capitulo de El Escondite!!! Este capitulo es mejor que el anterior y lo acabo de revisar esta mañana así que... ¡cahn chan chan! creo que os va a gustar ademas en el proximo.... ^^ bueno, podéis leer el adelanto ahí en el gadget que pone El Escondite!!!
Antes, unos regalitos que me ha hecho Alexia Survei del blog Recuerdos. Como te quiero me has dado los tres regalos... pero... asihh!!! Muchisssimas gracias preciosa!!!! En serio, moltes gracies!!!

  
Son tres y además tengo que responder a unas preguntas para cada uno, así que voy a ir nombrandolos 1 2 3 empezando por la izquierda (el blog más dulce).
1 En este se loo tengo que pasar a 10 blogs:
 -*VERO*
 -Fiore
 -Nenina
 -Lydia
 -Azahara
 -Lil
 -Marina
 -Libromaníaca
 -Beth
 -Maja

2 
1. Nombrar y agradecer a quien te lo a dado:
 Muchiiiiiissssimas gracias Alexia Survei!!
  2. ¿Cuál es tu sueño? ¿Qué es aquello que quieres cumplir en tu vida? ¿Ya se ha cumplido?
Tengo tantos sueños y tantos planes para el futuro... aishhh.... demasiados para que se puedan hacer reales y tengo una historia para cada uno de ellos, aunque como dijo John Lennon (creo) LA VIDA ES TODO AQUELLO QE OCURRE MIENTRAS HACEMOS PLANES PARA ELLA.
3. Si fueras el personaje de una historia(libro, película, serie, manga-anime) ¿Qué personaje serías y por qué?
 Es demasiado difícil decantarse por uno, además tengo unas cinco historias no escritasd purulando por mi cabeza en estos instantes!!
4. Dárselo a quince bloggeros como máximo, que te hacen ilusionar  y soñar cada día. 


Lau
*VERO*
Nenina
Azahara
Fiore
Lydia
Love Singer
Marina
Nicole
Valée
...

Y a toooodos aquellos que no he nombrado!!
3
Decir tres mentiras sobre mí
Podría estarme un día entero sin hablar con nadie.
Podría pasarme un día entero sin hablar con mis amigas de MA2 religion (nada, no me hagáis caso, tonterías mías).
Dejar de soñar sería un regalo.
Decir tres verdades sobre mí
Me suelo emocionar por tooodo así que siempre me llevo muchas decepciones.
No me gustan las matemáticas -son odiossaaaas!!!!! 
Mi serie preferida es "Polseres Vermelles", una de las pocas que empecé a ver desde el primer capítulo.
Entregar este premio a los diez mejores seguidores del este blog
Alexia Survei (no se si vale pero te lo doy :))
Lydia

*VERO*
Azahara
Nenina
Fiore
Love Singer
Lau
Lucía
Marina




Y el capitulo pero antes de empezar quiero avisaros de que el apellido de Joseph y Arlene lo he canviado por Deluí (antes era Mcfullen). No se, me gusta más queda como más místico y antiguo, ¿no?
Bueno sin más palabrería los dejo el capi!!!!








Capítulo8, What if, Jason Derulo. Versión Matt Blue Remix.

La cabeza me daba vueltas, tuve que agarrarme a la mesa, para diferenciar la realidad que me rodeaba a los destellos fugaces que me dejaba imaginar mi mente; veía a Joseph tendido en el suelo, cubierto de sangre y ,a la vez, Aaron estaba en su lugar con la mirada perdida en la nada, pero... La imagen cambiaba rápidamente dejándome a mí sin vida. No sabía que me hacía más miedo, si el hecho de perder a mi hermano o, o al ser que más había amado en mi vida. Me aferraba con fuerza a la mesa, sabiendo que Aaron empezaba a pensar en lo que había dicho, sabiendo que el resto de la familia empezaba a desviar su atención hacía mí, sobretodo Raúl que me miraba con cierta diversión. Tenía que irme de esa casa, había olvidado ponerme la crema de menta, porque creía que ya no importaba, que ya me había habituado al olor, era así, antes de que Aaron pronunciase esas palabras, antes de que Aaron me hiciera recordar quién soy, antes de que Aaron me hiciera recordar qué soy. Intentando no ser descortés pedí permiso para retirarme Raúl, me lo concedió mostrando claramente con una mueca de decepción. No sabían que era mi hermano, no lo sabían, no podían saberlo por eso habían dicho eso, por eso habían dicho eso, era una mentira, pero Raúl sí. ¿Por qué no había dicho nada? Una farsa, Joseph no participaba en cruzadas, el no tenía a una banda de licántropos a en su mando. Él no se enfrentaba contra un vampiro, sabiendo que podía perder lo más importante que uno tiene: la vida.
Los pensamientos se cruzaban haciendo que mi mente los mezclara sin  poder ver algo claro, sin poder pesar con claridad. Mis pies me dirigieron hacia la entrada de la casa y en cuanto salí, empecé a correr para aislarme del mundo, para ser yo.
Sin poderlo contener más mi espíritu animal salió de mi alma. Haciéndome escuchar con más claridad los sonidos del bosque, los sonidos de la vida, haciéndome acariciar la tierra cubierta de hierba con mis pezuñas. Corría para liberar mi mente los oscuros pensamientos que Aaron había hecho que introdujera en él.  Los límites del campo que había delante de la casa estaban cerca y, más allá el bosque se alzaba, majestuoso, imperturbable.
Estaba cerca, muy cerca, cerca para huir y o volver, cerca, muy cerca... cuando algo duro y frío cogió mi pata trasera lanzándome cinco metros atrás. El dolor acudió cuando golpeé el suelo, punzadas que circulaban por mi cuerpo haciendo que no pudiera despegar, lo que ahora era mi pierna derecha. Mi cuerpo se había cambiado en humano en cuanto el umbral de dolor, que tenía por el subsuelo, fue cruzado. Me removía en el suelo sosteniendo mi pierna con las lágrimas de ira, dolor y pena cayendo por mi rostro. Los huesos de la pierna se fueron uniendo nuevamente y cegada por la cólera, el ser lobo que habitaba en mi volvió a poseer mi cuerpo y me abalancé hacía Aaron.
Él se apartó majestuosamente dejando que mi boca se llenara de tierra y hierba. Quería ver los huesos del vampiro que me había tocado triturados en mi boca, lo deseaba, el odio me llenaba, y ese era el único pensamiento que había en mi mente. Matar, matar, matar, matar, matar...
Alcé la mirada para escrutar los ojos de mi adversario, la piernas me fallaron sin necesidad de un ataque físico, toda palabra que había dictado control sobre mi mente se desvaneció y solo quedaron sus ojos. Me convertí en  humana tendida en la hierba fresca, jaqueando. Mi pecho se movía a gran velocidad ahora hacia arriba, después hacía abajo, arriba, abajo...
Los ojos verdes de Aaron se cruzaron con los míos cuando puso su rostro a centímetros del mío.
-¿A qué demonios vino eso?-abrí la boca sin saber que contestar.
Mi pulso se iba calmando poco a poco.
-Yo...
-Entiendo que estés enojada por lo que he dicho -dijo haciendo caso omiso a mis palabras- entiendo como te sentiste, al fin y al cabo Joseph Deluí es de tu especie...
-No Aaron, no es eso...
-Pero, es lógico, sino como, ¿porqué...?
-Aaron, no es ese el motivo, no...
El rostro de Aaron se volvió aún más blanco.
-¡Oh no!-dijo como si acabara de descubrir un gran secreto-. Es, es tu prometido. Había oído que los licántropos hacían cosas por el estilo, sabía que de tanto en tanto había matrimonios concertados, pero...
-¡No! -grité incorporándome, haciendo que él cayera sobre la hierba, a centímetros de mí-. Nosotros no hacemos eso -podía volver a palpar el odio con mis manos-. ¡Aaron no entiendes nada!
Me miró con cara de sorpresa y luego hizo que sus labios se convirtieran en una línea curva.
-No, no entiendo nada y no entenderé nada porque...
No podía soportar que dijera nada más, el creía y lo que creía era mentira, de hecho no me importaba si moría, no me importaba si el saliera vivo en vez de yo, pero no podía consentir que dijera esas cosas de mi hermano, de mi familia, de mi raza, no podía.
-¡Es mi hermano! -y lo solté, de un tirón, haciendo que en su rostro se convirtiera en una máscara de sorpresa e incredulidad.
-¿Cómo?
-Joseph es mi hermano- repetí bajando la voz.

La verdad es dura, pero es la verdad. Las mentiras son falsas esperanzas cómo todo lo que te hace llegar hasta ellas.

¿Qué os ha parecido? Espero con ansias vuestras opiniones *____*


Alina



jueves, 7 de abril de 2011

El Escondite

Tarde, tarde, tarde!!!!!!! Aishhhh... lo siento, lo siento, lo siento!!!!!! Ha pasado muchiiiissimo tiempo des de que publiqué la última entrada!!! Y para compensaros os subo otro capi de El Escondite!!! Si el 7!!!! Este no tiene canción, ya que lo escribí en clase además los capitulos siguientes... bueno, no seran de los mejores que se puedan encontrar en la novela, pero estoy segura de que el diez os va a gustar!!! :)

Pero antes quiero decir...
¡...Felicidades a Deeva y a Beth del blog Recuerdos de una mariposa! ¡Volar con vosotras ha sido espectacular! Os mereceis 10 seguidores y muchiiisimos mas!



Capítulo 7
Alguien llamó a la puerta y yo cerré los ojos, quería volver a dormirme. Después de la conversación con Joseph conseguí conciliar el sueño, esta claro que el visitante que había al otro lindar de la puerta quería evitar que eso volviera a suceder.
-¿Sí?-dije adormilada.
-El desayuno estará listo en media hora- era Susana.
-Gracias -conseguí decir.
Me desperecé en dos minutos y salté de la cama. La habitación era bonita,  decorada a la antigua, pero bonita. Me dirigí hacia el cuarto de baño del dormitorio y abrí el grifo de la ducha. Mientras el agua se volvía caliente localicé las toallas y puse una encima del retrete. Cuando noté las primeras nubes de vapor entré y empecé a embadurnarme el cuerpo  y el pelo con el jabón.
Al sentir el agua tocar mi cuerpo me acabé de despertar y sin concederme dos minutos para relajarme salí de la ducha, me envolví en la toalla que tenía preparada y salí del baño. Abrí la maleta y me vestí con unos tejanos junto con una camiseta de color rosa chillón de manga corta, el juego empezaría a falta de una semana y ya empezaba hacer una calor suave que daba a entender la cercanía de los principios del mes de mayo.
Volví al baño y me sequé el pelo, sabía que tardaría en peinármelo por su longitud así que me pasé el cepillo y me hice una cola  alta.
Faltaban cinco minutos exactos para el desayuno y recogí un poco la habitación, haciendo la cama y ordenando la maleta. Acabé y el reloj marcaba un minuto exacto antes de la hora punta, así que abrí la puerta, pero no avancé, en vez de eso me caí al suelo al impactar contra una pared blanca.
-¡Aaahhh!- deje escapar un grito.
-Perdona -dijo Aaron ofreciéndome una mano- venía avisarte de que el desayuno está listo.
Me levanté ayudada por él y me puse a su lado. Nuestros ojos se encontraron y todo lo que había en nuestro alrededor desapareció. Solo nosotros dos. Nada más, no existía nada...
Un ruido del proveniente del piso inferior hizo que el momento se desvaneciera, avergonzada bajé la cabeza e iniciamos la ida hacia la escalera,  yo manteniéndome unos pasos alejada de Aaron que me guiaba hacia el comedor.

El comedor era una estancia grande que se había reconstruido recientemente. Toda ella giraba entorno una chimenea que había en el centro, a la izquierda de esta había un saloncillo con dos sofás y dos butacas a juego, junto con una pequeña mesa. Y al otro lado se hallaba una mesa rectangular de madera con sillas del mismo material. Esta estaba meticulosamente puesta, con un mantel de color rojo sangre y delante de cuatro de las sillas se podía apreciar un vaso de cristal de un color oscuro, casi opaco,  aunque en una de ellas había un plato junto a unos cubiertos y servilleta. Me senté en ese último puesto y Susana que arrebató el sitio a Aaron cuando iba a sentarse a mi lado.
-Lo siento hermanito, pero este es mi sitio- dijo encogiéndose los hombros-. Además tengo curiosidad por conocer a Arlene- esta vez se giró y me miró directamente a los ojos.
Un escalofrío recorrió mi cuerpo, cuando la vi por primera vez, supuse que encontraría paz, serenidad, al otro lado. No era así, lo que veía más allá de la curiosidad era rencor, un rencor oscuro y frío que la envolvía hasta arrebatarle hasta los más sinceros pensamientos que podía tener.
Bajé la vista y vi cómo Aaron se sentaba en el asiento de enfrente. Al poco rato el pequeño vampiro se sentó cómo cabeza de mesa y la vampira rubia entró con una bandeja llena de tostadas, aceite, tomate y sal junto con otra que tenía e el centro una jarra de líquido rojo humeante. Se me removió el estómago, sangre, sería mejor no saber de dónde la habían sacado, sería mejor fingir que era zumo de tomate, sino, corría el riesgo de vomitar y no tenía nada en el estómago. Amanda, la vampira rubia, vertió ágilmente la sangre en los vasos de los otros vampiros, cuando acabó puso la bandeja delante de mi, acto seguido se sentó al lado de Aaron. La familia empezó a hablar y yo apenas les presté atención, al no haber cenado la noche antes estaba muerta de hambre, por esa razón me dediqué a preparar el pan i a masticarlo lentamente.                                             
 Iba ya por la quinta tostada cuando me quedé llena y decidí par de comer, al no tener nada que hacer presté atención a lo que decían mis anfitriones, afortunadamente cambiaron de tema en cuanto vieron que les empezaba a prestar atención.
-Me han dicho que esta noche hay una cruzada, ¿no Aaron?
Me quedé helada al sentir es palabra, cruzada, tan oscura, tan antigua, tan...tan sangrienta. Hace años me habían explicado su significado, me habían explicado que los licántropos jóvenes iban con un grupo a un punto acordado, allí los esperaban unos vampiros, con los que combatían. En realidad no luchaban y se dedicaban a hablar u hacer otras cosas, para revelarse contra los ancianos. Aún así, se acabaron convirtiendo en crueles luchas cuerpo a cuerpo entre dos seres a muerte.
-Dicen que va a venir Joseph Mcfullen -comentó desinteresado.
La boca se me quedó abierta formando una "O" perfecta y puse una mano disimuladamente encima  para que esta evitara ser vista, Joseph... Joseph no participaba en cruzadas, a Joseph ni siquiera le gustaban. Era ridículo, era...era...no podía ser cierto. Pero, la habían mencionado, lo habían mencionado sin saber, ni dar entender que es mi hermano.
<<No lo saben -pensé-.No saben que estamos emparentados>>.
-¿Vas a participar?- inquirió Amanda, mientras Raúl, el joven vampiro, ponía una cara divertida, mirándome.
Le devolví la mirada. Curiosidad, diversión, preocupación y algo que no supe descifrar.  Lo sabe ese fue el primer pensamiento que cruzó mi mente. Lo sabe y no se lo ha dicho a nadie. Y no entendía el porqué, bueno, no supe el porqué hasta que la conversación continuó fluyendo palabra por palabra llenando un gran río, un río que abocaba al mar, un mar que lo acababa convirtiendo en una tempestead.
-No puedo -continuó Aaron- participo en El Escondite, está prohibido.
-¡Qué pena! -dijo Amanda dejando ver una frustración fingida - habrías dado mil vueltas a ese licántropo.
-Y lo haré -hizo una pequeña pausa- cuando todo esto acabe y entonces, entonces le daré mil vueltas a Joseph Mcfullen.
Mi boca se ensancho aún más, sin poder creer lo que Aaron decía, mientras una vocecita en mi interior aún conservaba la esperanza, mientras otra vocecita decía <<vas a morir, vas a morir>>. Porque solo uno de los dos sobreviviría y Aaron, Aaron pensaba ser él.

Las personas te sorprenden, siempre cuanto más cercanas son. Pero cuando no las conoces y sientes algo especial por ella, te destroza el corazón.

¡Espero que os haya gustado!
Alina

domingo, 3 de abril de 2011

El Escondite

¡Hola! Aquí os tráigo la segunda página del sexto capítulo, y espero que os guste, porque ha sido un capitulo de leyenda y me costo un poco de escribir. Bueno, aquí a abajo lo tenéis, pero antes... ¡Chan chan chan...! Un precioso regalo de Fiore del blog Lectora por Excelencia (pinchad en el nombre para ver el blog), como te dije, me rererereencanto increible, no esperaba esos regalos que me habéis hecho, no los esperaba y aishhh... no se que decir!!!!!!! Os quiero muchisssimo!!!!

Create your own banner at mybannermaker.com!

Un regalito de Angyy, del blog Out of the blue, que se lo ha otorgado a todos sus seguidores: 
Photobucket
¡Muchiiisssimas gracias!

Y otro regalito de Lydia -si no es una trola el capi esta hay abajo pero esto es muchisssimos más importante:- del blog Recuerdos de Caramelo, por sus 81 seguidores!!! ¡Felicidades! Te mereces 81 y muchiiisimos más!!! 

Y un último regalo de Estefilap, del blog El Poder de las palabras, me ha sorprendido muchisssimo y me ha alegrado aun más!!!! Además el regalo tenia una pequeña dedicatoria:

Te lo mereces por tener un blog tan bueno y original, que día a día va siendo cada vez mejor.
¡Me encanta!

Y ahora os dejo el capitulo seis de El Escondite ENTERO (tenéis una marca cuando empieza lo nuevo). ¡Qué lo disfrutéis!


Capítulo 6: Hold my hand, Michel Jackson

No entendía lo que me había pasado esa tarde en el bosque, me removí entre las sábanas e hice que mi pierna sobresaliera de las mantas.  Aún recordaba las palabras y una sonrisa se dibujo en mi cara al rememorarlas:
<<-Te quiero>>-dijo él
<<-Con toda mi alma>>-completé.
Poco después de decir esto, sentimos la voz de Susana nos llamaba para que volviéramos a la casa. Regresamos por caminos distintos y Susana, me enseño el cuarto que tenía asignado. Se puede decir que no me dejaron salir en toda la tarde, no me dieron de cenar. Aunque comprendí que se trataba de una prueba, a veces, las familias para evaluar a los contrincantes  les hacían tretas o pruebas, por eso no me quejé. Solo comprendí eso de la extraña mecánica de la casa.
No tenía claro lo que sucedía a mi alrededor, lo único que tenía claro era lo mucho que quería a Aaron. Me desperecé y miré la hora de mi teléfono móvil, que tenía sujeto entre las manos, <<6:30>>, era temprano para salir de la cama, pero lo bastante tarde cómo para llamar a Joseph. Mi hermano a penas dormía tres horas cada noche, decía que no necesitaba descansar más. Así que pulsé el número en el teclado táctil del teléfono y esperé: un pitido, dos, tres... Hasta que sentí la voz áspera de mi hermano.
-Buenos días-dije con voz cantarina.
-Buenos días Arlene.
-¿Te he despertado?
-¿Des de cuándo me despiertas  un jueves a las seis y media de la mañana?
Era verdad, después de años había averiguado el horario de sueño de mi hermano, y es que variaba cada mes según la posición de los astros.
-Oye, quería preguntarte... -dije a media voz -quería preguntarte por la profecía que nombraste -dije de un tirón.
Aunque mentía, metía y él lo sabía pero no dijo nada.
-Lo que no entiendo -proseguí-.Es cómo un vampiro se puede enamorar de un licántropo.
-Existe una vieja leyenda, una vieja historia que narra la creación  del mundo:

<<A crió a la mitad del mundo como si cada una de sus criaturas fueran hijas suyas. Todas la admiraban y respetaban, todas la querían y amaban.
A crió a la mitad de las criaturas que poblaban aquella cuna de la vida.
A pobló el día de hermosas criaturas, cada una de ellas diferente y especial.
A decoro los bosques con grandes flores de lindos colores.
A podía mirar atreves de cada criatura para saber como era su alma.
A creó a los primeros licántropos, otorgándoles todos sus dotes.

I idealizo la luna, hizo que la otra mitad del mundo viviera de noche y no de día.
I era inmortal igual que todas las criaturas que creaba, pero ser inmortal, significaba estar muerto.
I crío a su mitad del mundo como si fuera uno.
I hizo que la luna no estuviera sola y la dejo con centenares de estrellas.
I planto semillas en los bosques para que crecieran grandes árboles.
I creó a los primeros vampiros, otorgándoles a la vez todos sus dones.

Cuando cada uno escuchó leyendas sobre el otro e intentaron conocerse: A intentaba alcanzar a I durante el amanecer, I intentaba alcanzar a A durante la puesta de Sol. Y así vivían los dos creadores del mundo, sin poder alcanzarse mutuamente, sin poder llegar a verse. Una vez paso, una vez cuando A giró su mirada vio a I, vio a su ser y intentó unirse a él, pero no pudo, el carruaje al que iba sujeta continuaba avanzando y no podía reunirse junto a I. Ese día los dos pequeños dioses lloraron, por no poder alanzar lo que más amaban. Las criaturas vieron lo tristes que estaban sus creadores y pidieron ayuda a los dioses superiores para que pudieran juntar a ese mundo dividido. Los dioses, compadecidos por el amor que tenían A y I, sin aún haberse conocido, unieron a las dos mitades del mundo.
Cuando el día y la noche se juntaron las criaturas ya no podían salir de su cuevas y madrigueras. Ya no había sol que les abrasara la piel, ya no había luna que les enfriara el mundo. Pero a la vez ya no había sol que les calentara la piel, ya no había luna que enfriara sus venas. Pero A  y I, se conocieron y se  enamoraron. Sus hijos, licántropos y vampiros, siguieron a sus creadores y al verse por primera vez, cayeron dominados por un fuerte amor que los unían. 
Entonces A y I, al conocer lo que habían hecho sus seres. I hizo que los hijos e hijas de A pudieran convenirse en seres mágicos en ese mundo entre la luz y las tinieblas, A hizo que los hijos e hijas de I pudieran caminar en ese mundo entre la luz y las tinieblas. 
Pronto las dos razas tuvieron hijos entre si, los llamaron humanos. Los humanos vivieron entre los vampiros y los licántropos, durante siglos, centenarios y milenios. Pero morían, morían porque su cuerpo no estaba destinado a vivir en ese mundo perdido en el tiempo.

Entonces pidieron ayuda a E, que estaba celoso de I, porque quería a  A. E escucho la estrategia de los humanos para hacer que el mundo volviera a tener dos mitades. E decidió dar acabo el plan, idealizado por los egoístas hijos de vampiros y licántropos.
Así pues implanto el odio entre los padres de los humanos. Implantó la sed de sangre en los vampiros, implantó la ira de los licántropos. A  y I horrorizados por los sucesos que emprendían su pueblo, pidieron ayuda a los dioses mayores, pidieron consejo al oráculo de lo dioses. Y su amor intento apaciguar la guerra entre sus hijos. Pero el odio y la ira implantados por E era indestructible. Así pues, los dioses superiores volvieron a separar el mundo que  A y I habían formado y ellos volvieron a vivir en los astros, separados, para no causar más dolor. Y volvió haber día y noche, ying y yang, luz y oscuridad, vampiros y licántropos.

Pero el tributo exigido por E a cambio de la ayuda de los humanos fueron miles de sacrificios, miles de sacrificios que se realizarían cada diez años para no destruir el mundo que se había vuelto a separar. Los vampiros y los licántropos nunca supieron lo que habían hecho sus hijos y se ofrecieron a E a cambio de ellos. E sabía que no podía condenar a las dos razas a morir, por que en los dos veía destellos de A, aún así,  en las criaturas también estaba la presencia de I por eso organizo un juego, un juego al que llamo Escondite. Dos familias tenían que buscar a un familiar de la raza contaría, el que encontraban antes sería el sacrificio. Y así lo hicieron.
Los vampiros y los licántropos nunca supieron quién o quiénes habían traído el odio, la ira y la sed al mundo, pero A y I sí. Los dos amantes se volvieron a unir y derrotaron a E en una gran batalla, perecieron en la gesta, pero antes de que sus corazones unidos dejaran de latir, antes de que abandonaran su vida eterna, escribieron una profecía. Una profecía que reviviría su amor, una profecía que haría que los licántropos y vampiros dejaran de odiarse entre si, una profecía que haría que volvieran a  enamorarse. Porque sus hijos no paraban de sacrificarse entre si, porque A y I no pudieron avisarles de que E había muerto, de que ya no hacía falta que murieran. El odio ya no poblaba sus cuerpos, pero ellos continuaban, intentaban idealizarse con su odio hacía los otros, este ya no existía, pero ellos creían que así era y el único pacto que los unía era el del temerario juego. Ellos no se odian, se quieren, pero no lo aceptan.

Por eso no puede haber bien y mal por separado, por eso no puede existir el Sol sin la Luna o el Mar sin la Tierra. Porque fueron creados por A y I, fueron creados por dos criaturas que se amaban. Por eso se pueden amar los licántropos y los vampiros. Porque fueron creados para eso, porque fueron creados para quererse>>.

-Eso no es más que un cuento de niños Joseph-dije sin pensar- ¿Amores condenados? ¿Dioses que mueren? Dios Joseph, no son más que patrañas. Y no creo no ser la única que no lo cree. Sino, ¿cómo es que si saben que vampiros y licántropos se aman... continua existiendo?
-Porque a la gente les conviene este estado de guerra. Aún eres pequeña, aún eres pequeña, hace dos años que eres un ser sobrenatural. Ha habido mil guerras entre vampiros y licántropos. Si la historia es cierta...
-¿Cómo que si es cierta? Joseph, no es más que una farsa.
-Pero de momento se ciñe a todo lo que sucede -dijo en voz queda.
Se hizo un incómodo silencio en la otra línea.
-Arlene... -dijo Joseph, su voz se había vuelto sería-.¿Porqué me lo preguntas? Es que...Le has mirado a los ojos -su voz no dejo la frase con una pregunta, su voz, su voz era una afirmación.

Y cerré la tapa del móvil sin que pudiera decir o ofrecer a una respuesta.

Hay leyendas que presumen de la creación del mundo, hay otras que se ciñen a lo real, estás explican la creación del cruel mundo en el que vivimos.

¡Espero que os haya gustado!
Alina