martes, 18 de enero de 2011

Fin...


Antes de dejaros leer el relato os aviso que intenté arreglarlo de todas las formas que me era posible y el resultado es lo que se pude leer aquí abajo.
Otra cosa, hace tiempo mucho tiempo Lau hizo unos banners para poner a qué Team de los personages de su historia pertenecía cada uno. Bien, pensaba poner este banner más adelante, pero debido a que mi queridisimo Sandro peligra ante los bordes de la  imaginación aquí lo tenéis:
Create your own banner at mybannermaker.com!



Fin...

Llego hundida a la clase, con los ojos hinchados y los restos de las lágrimas aún palpables en mis mejillas. Me siento en mi pupitre con la cabeza agachada, no quiero ver esas caras que quieren un respuesta, no quiero ver esas caras de enfado hacia mi persona.  
 Porque he tomado una decisión y he de respaldadla. Pese a todo el dolor que he causado y que causaré   
Él entra en el aula.  Sólo ver sus ojos tristes, que brillaban de alegría, sólo ver su sonrisa transformada en una mueca de tristeza, hace que mi corazón se rompa en pedazos. Porque odio hacer daño a la gente, odio ser la causante del sufrimiento de los demás. Y me quiero morir por lo que he hecho.  

<<Hablé con él a solas y mi vida empezó a romperse en pedazos cuando le dije que mis sentimientos hacia él habían cambiado, que ya no le amaba, que ya no le quería. No podía soñar con él por las noches porque ya no pensaba en él de la misma manera. Supe que le había destrozado el corazón, cuando me contestó con una voz fría y sin alma>>.
Se sienta a mi lado porque no tiene más remedio, es el sitio que le han asignado, yo oculto la cabeza entre mis brazos y deseo que la clase acabé ya, no quiero que me miré con cara de enfado, aunque tenga todo el derecho a enojarse conmigo. Pienso, que si no lo miró, que si no veo su dolor, que si finjo que no existe, mi culpa desaparecerá junto a él.

Aunque no es así, al contrario, cada vez se hace más grande, cada minuto se es más insoportable, cada segundo reclamo que la muerte venga a mí. Pero no viene y nada acaba, todo continua haciéndose más grande y pesado, hasta que ya no puedo más.


Espero que os haya gustado,
Alina

6 comentarios:

  1. tengo miedo de que aparezcan titulares anunciando ataques al corazon de adolescentes bloggeras jajajaj en fin hoy podras saber lo que pasa ya que me he puesto las pilas por miedo a que aparezcais todas en mi casa de noche jaja asi que hoy subire el proximo capitulo
    por cierto me ha encantado ver que te has llevado el banner del Team Sandro :D me ha hecho muchisisisima ilusion!
    y otra cosa el final increible, sigue subiendo por favor o sera a mi a la que le de un ataque =P besoooos
    P.D: voy a ponerte entre mis blogs hermanos ok?

    ResponderEliminar
  2. jo,qe triste.supongo(y espero)qe sera una historia inventada,¿no?

    ResponderEliminar
  3. Lau:en todo caso iriamos durante el dia, que en la noche hace frio XD!! pero tu tranquila k ya no hay riesgo de muerte!!!

    Lucia: claro que si, pero me entere hace poco que una amiga mia estaba en una situacion parecida... en todo caso si, no la he copiado de ningun sitio

    ResponderEliminar
  4. esto que he leido esta muy bien escrito me gusto! sigue asi! y gracias por pasar al blog ya soy tu seguidora!

    ResponderEliminar
  5. Hola! mi blog es http://lashistoriasdeloslibros.blogspot.com/
    yo ya te sigo!! sigueme solo es un clik!! bss

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Alina! La verdad es que hacía bastante tiempo que no pasaba por tu blog, pero acabo de leer todos los relatos que me había perdido y todos me han encantado: ¡SIN EXCEPCIÓN! Así que, sigue así :)
    Este en concreto me ha emocionado, además se nota que poco a poco estás mejorando, aunque desde el principio eras muy buena ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar